jueves, 27 de julio de 2017

El canto de la autómata

Lora Vysotskaya - "Follow the butterflies"



Ahora que, más que nunca, necesito tu frialdad, iré hasta el fin del mundo, te encontraré y seremos, de nuevo, invierno. 
Volaré sobre el reflejo de un palacio de cristal y asaltaré el trono de azogue para saldar el vicio del esparto a contraluz.
Me pregunto cómo avanzar sin respirar los abismos, sin plantar matorrales en los ojos del puente al contar los pasos en el perfil del espejo.
Y porque soy actriz que recita silencios, espectadora ciega, taquillera sin billetes, domadora de presentes, me aplaude el vértigo.
Tengo que encontrarte. Sabes que me debes el ladrido de los perros, el temblor del gigante y el sollozo de la helada, ahora, antes de que nos juzguen las hormigas.
Cuando el río desborde caballos de sal, saltaremos el muro infinito para ser, sólo así, murmullo en el viento, mientras las cruces sellan el cónclave.
Te presiento, alcanzo una luz que enhebra oscuridades. Apuesto y cierro los ojos.


Zahara - "Del invierno"

jueves, 20 de julio de 2017

Juego de palabras

Jamie Baldridge - "A Ten-Penny Prophet"


Sólo era eso: asaltarte los eneros, ser el nudo de una trama imposible y contarle los dientes al lobo. Hoy ha aparecido una página nueva en mi diario. Al abrirlo se ha escapado un quizás, me ha retado un pero y me ha guiñado el ojo un ¡vamos! Y voy.




Antje Duvekot - "Coney Island"
http://www.cincuentapalabras.com/2016/12/sanitarium.html


Escrito para cincuentapalabras.com

Escrito para cincuentapalabras.com

jueves, 22 de junio de 2017

Celacanto



Un pez me mira desde la hoja del calendario. Desde hace quince días no me quita ojo, me vigila y su mirada me sigue por toda la oficina.
Mis compañeros empiezan a sospechar que algo anda mal en mi cabeza. Lo sé porque me observan con pena y me recomiendan que me coja esos días de vacaciones que no disfruté el año pasado. ¿Cómo voy a explicarles que me pone nerviosa el pez dibujado en la hoja de febrero?
No sé por qué, pero me perturba y no me deja trabajar. No puede decirse que sea un monstruo, pero es feo y su cuerpo, muy extraño. Hoy, al peinarme, lo he visto reflejado en el espejo del cuarto de baño, nadando dentro de mis ojos.
Al mediodía he tenido que pedir permiso para irme a casa porque me salían burbujas por la nariz. Durante todo el camino he reflexionado sobre la forma de librarme de él y, al llegar a mi piso, ya tenía fraguado un plan.
Sin perder tiempo, me he despojado de la ropa de abrigo, que me estorbaba, he sacado lo que necesitaba del armario de los trastos olvidados y he vuelto a la oficina.
Los compañeros, enmudecidos al verme, se han apartado del calendario. En medio de la sala he extendido el arco, he apuntado y, con seguridad, he disparado la flecha.
El pez ha desaparecido de su página, ha saltado desde mi boca al suelo y, mientras se agitaba en su agonía, me he sentado en mi mesa para facturar, al fin, los pedidos del sector norte. 



Bette Midler - "Too many fish in the sea"